Disminuye Texto Tamaño Normal Aumenta Texto

Sobre el Concurso

El programa Milenio realiza periódicamente desde 1999, concursos para la formación de Institutos y Núcleos de investigación en Ciencias Naturales y Exactas y, desde el 2007, de Núcleos e Institutos en Ciencias Sociales.

Los llamados a concursos para centros Milenio tienen dos propósitos: la creación de nuevos centros de investigación de excelencia y la renovación competitiva de aquellos núcleos que terminan su primer período de ejecución.

Los Institutos y Núcleos Milenio están enfocados a apoyar a grupos de investigadores que ya han demostrado excelencia científica y que se agrupan para colaborar alrededor de un problema científico relevante. Además debe existir un claro foco en la formación de científicos jóvenes, en la formación de equipos interdisciplinarios de trabajo colaborativo, en el desarrollo de investigación de frontera a nivel internacional y en la difusión de la ciencia hacia la sociedad.

El proceso de selección se inicia con un llamado a presentar anteproyectos, a partir de cuya calificación el Comité de Programa (compuesto por connotados investigadores internacionales) procede a una primera selección. Los investigadores responsables de los anteproyectos seleccionados son invitados a presentar proyectos definitivos, los que son revisados por el Comité de Programa y por evaluadores especialistas internacionales, con la opinión de todas estas partes se elabora un informe de evaluación final del Comité de Programa donde ordenan las postulaciones en función de su calidad. De esta segunda etapa surge una selección de postulantes, cuyos finalistas son entrevistados en Chile por este Comité de Programa procediendo finalmente a su jerarquización conforme a calidad científica y méritos, lo que es fundamentado ante el Consejo Directivo del programa Milenio, el cual resuelve adjudicando finalmente los proyectos ganadores.

Los principales criterios para evaluar los proyectos son: la excelencia científica de sus investigadores y del proyecto; los objetivos y el enfoque del plan de investigación; la calidad técnica y metodológica del proyecto; la transdisciplinariedad y trabajo asociativo entre los investigadores y colaboraciones externas; la capacidad de formación de científicos jóvenes; la proyección de la ciencia realizada al medio externo; el costo total, las fuentes complementarias públicas o privadas de financiamiento; y las condiciones generales para que se logren los propósitos.